El enemigo en casa

Susana Díaz teme que de la alianza entre Sánchez e Iglesias salga una maquiavélica operación para cobrarse su cabeza

Ignacio Camacho
Actualizado:

Descontada la victoria -en minoría- del PSOE en todas las encuestas, la principal incógnita de las elecciones andaluzas está en la competencia, que se presume apretada, entre los partidos de centro derecha. De su resultado dependerá en gran medida la correlación nacional de fuerzas entre el PP y Ciudadanos ante el largo ciclo electoral que comienza; o, dicho de otro modo, la decantación del voto útil entre Casado y Rivera. Si Cs, que ha crecido mucho en las capitales y en la franja costera, queda por delante, el nuevo líder popular perderá su primera gran prueba y empezará a sufrir la duda de su electorado y la contestación interna. Le queda la baza de la implantación rural, esa Andalucía interior

Ignacio CamachoIgnacio CamachoArticulista de OpiniónIgnacio Camacho