Perfil del aire

La caja de Pandora

El hombre contemporáneo es capaz de despreciar los mitos para volver a caer en los errores

Francisco Robles
Actualizado:

El hombre contemporáneo desprecia el mito. Se ríe de esas historias que tilda de infantiles cuando él, tan creído y tan pagado de sí mismo, es el que no ha salido del infantilismo en el que vive, consume y se consume. Sostiene Borges que una parte importante de las ciencias, sobre todo las humanas como es el caso del psicoanálisis, explica lo mismo que hace dos o tres mil años narraba el mito pero con un lenguaje más pobre. Plagado de tecnicismos y ayuno de esa belleza poética que esmaltaba el relato con héroes y batallas, con luchas incandescentes y paisajes fantásticos. Ahora todo es gris, previsible, cuadriculado. Y el hombre contemporáneo, tan crecido en su soberbia intelectualoide, es capaz

Francisco RoblesFrancisco RoblesArticulista de OpiniónFrancisco Robles