Juan Espadas, Javier Millán, Beltrán Pérez, Susana Serrano y Daniel González Rojas
Juan Espadas, Javier Millán, Beltrán Pérez, Susana Serrano y Daniel González Rojas - ABC

Ataque injustificado a ABC de Sevilla

La redacción de este periódico y su director han recibido descalificaciones e insultos por la encuesta que publicó el pasado domingo, que sitúa al PP como tercera fuerza en el Ayuntamiento

SEVILLAActualizado:

La encuesta publicada el pasado fin de semana por este periódico ha provocado en una parte minoritaria de los representantes locales del PP una reacción colérica que debe preocupar a la dirección del partido tanto o más que los propios datos del sondeo. La crisis abierta en el PP sevillano durante el último congreso provincial no solo dejó una profunda división interna, sino que también radicalizó las formas en un partido que siempre se ha caracterizado por su moderación y su sentido democrático.

Durante las últimas horas, la redacción de ABC y de forma particular su director, Álvaro Ybarra, han recibido diversas descalificaciones y amenazas por publicar una encuesta -realizada, como no podría ser menos, por una empresa de acreditado prestigio y con 600 entrevistas telefónicas- que sitúa al PP como tercera fuerza política en el Ayuntamiento en empate técnico con la segunda, Ciudadanos.

El furibundo ataque de los exaltados -entre los que aparecen varios cargos del partido- provocó que muchos militantes y simpatizantes del PP se solidarizaran con el periódico, algo que no hizo en ningún momento la dirección del partido. La aparición de estos comportamientos extremistas y amenazantes en un partido como el PP supone una pésima noticia.

Es intolerable que en una sociedad democrática se ataque a un medio de comunicación cuyo único delito ha sido ejercer su obligación de informar. Podemos entender que los resultados de la encuesta hayan encendido la alarma en el PP de Sevilla, pero resulta inadmisible que en lugar de analizar con sentido crítico el sondeo y profundizar en las causas del mal resultado hayan intentado «matar» al mensajero. Si el PP quiere recuperar su lugar en el mapa político de Sevilla lo primero que debe de hacer es dejar de echar gasolina al fuego que lo consume desde hace meses.