Andalucía, una herencia de escándalo

Actualizado:

Cada paso que se da en el diagnóstico del estado financiero de la Junta de Andalucía es un peldaño que se asciende en la escalera del escándalo y la perplejidad. Los últimos datos desvelados ayer por el consejero de Presidencia, Elías Bendodo, disparan la alarma por la lamentable situación económica de la administración andaluza, fruto de la parálisis de gestión en la que se ha visto sumida la comunidad en los últimos años. Mientras los últimos gobiernos socialistas se concentraban en disputar a Pedro Sánchez el control del PSOE o de desactivar la instrucción del caso ERE, el Ejecutivo desatendía operaciones financieras fundamentales para el funcionamiento de la autonomía. El resultado es que la Junta pierde hoy 500.000 euros al