La Zona Franca pendiente

La reforma del polígono exterior es una asignatura suspendida demasiadas veces durante demasiados años

Actualizado:

Tiene mucho de gesto simbólico presentar un nuevo contenedor de empresas en esta parte del mundo, con índices de paro tercermundistas desde hace décadas, y en los tiempos que corren. Simplemente, porque supone una declaración de intenciones, de arrojo, de esperanza en una mejora de los baremos socioeconómicos que hablan peor de nosotros como sociedad. Viene a decir que los promotores del espacio entienden que hay empresas necesitadas e interesadas, que hay actividad para dotar de sentido y contenido ese lugar que acaban de ofrecer. Eso sucede con cierta frecuencia en la Zona Franca de Cádiz. El Consorcio es concebido por administraciones, e incluso ciudadanos, como uno de los pocos motores fiables que le quedan a la economía, empresarial e