OPINIÓN

De trincheras y vecinos que gritan a los niños

Si tiene usted que elegir bando, sólo le dare un consejo: desconfíe de los ventajistas, no dudarán en dispararle

Actualizado:

Les voy a hacer una confesión de ésas que sólo realizan los borrachos cuando nadie les oye o los vendedores de crecepelo cuando todos lo hacen. Soy del Barça. No, espere, no deje de leer aquí hombre, que esto da pie para lo que le quiero contar. Soy del Barça por algo que me sucedió cuando era muy pequeño, cuando lo anecdótico te forja el carácter y lo trascendente está tan lejos que es anecdótico. Mi padre me compró una camiseta del Barcelona. No sé por qué, quizá me hizo gracia el color, quizá algún amigo en el colegio me dijo que era la que había que llevar. No importa. El caso es que salí al patio de un grupo