OPINIÓN

El Triciclo de Julen

Tras la caída del menor por el estrecho pozo de más de 100 metros se ha desatado una oleada de ayuda por todo el país

Adolfo Vigo
Actualizado:

El triciclo del pequeño Julen espera ansioso y quieto a las puertas de su casa a la llegada del menor para llevarlo por las calles de El Palo, el barrio de este menor que en estos días tiene con el corazón en un puño a toda España. Su triciclo es el símbolo de una espera angustiosa que días tras día que pasa nos angustia más y nos hace vivir pendiente de lo que está ocurriendo en Totalán.

Tras la caída del menor por el estrecho pozo de más de 100 metros se ha desatado una oleada de ayuda por todo el país. Desde los miembros de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado que por su trabajo deben de

Adolfo VigoAdolfo VigoArticulista de OpiniónAdolfo Vigo