OPINIÓN

Un tren que llega demasiado tarde

El acceso ferroviario a La Cabezuela es una inversión clave para la Bahía, pero no puede acumular una demora de veinte años

Actualizado:

«Un día histórico». Así definió ayer el presidente de la Autoridad Portuaria de la Bahía de Cádiz, José Luis Blanco, la firma del convenio entre Adif, Puertos del Estado y el Ayuntamiento de PuertoReal mediante el cual el consistorio cede 20.000 metros cuadrados de suelo municipal en el Trocadero para favorecer el trazado del tren de La Cabezuela. Han pasado veinte años desde que se gestó este acceso ferroviario y diez desde que se adjudicó su obra. Sin embargo, es a partir de este momento cuando el proyecto se ha encarrilado de forma definitiva. Desde luego, no ha sido fácil. En 2009 se licitó y adjudico la obra, pero la irrupción de la crisis llevó a una de las constructoras adjudicatarias a declararse en concurso de acreedores, lo que obligó al Ministerio de Fomento a paralizar su ejecución. En 2016, ya con el Gobierno del PP, la obra se reactivó, pero era obligatorio introducir serios cambios en el trazado inicial. Han tenido que pasar dos años para que las modificaciones hayan superado el trámite administrativo hasta lograr la bendición técnica. Se abre, por tanto, una nueva etapa para conectar por tren el principal polo industrial de la Bahía, La Cabezuela y el Trocadero, con la línea Cádiz-Sevilla. Curiosamente, los grandes eventos se anuncian en vísperas o en años electorales. El nuevo acceso ferroviario en el Bajo de La Cabezuela no es, desde luego, una excepción. La presidenta de Adif, Isabel Pardo, no se atrevió ayer a dar una fecha de inicio de la obra pese a que todo estaba en orden. Quien sí lo hizo fue el presidente de la Autoridad Portuaria, José Luis Blanco, que aseguró que el arranque de la obra será en 2019. En cualquier caso una infraestructura tan importante como esta para el desarrollo económico de la Bahía no puede acumular una demora de veinte años. De hecho, el propio Blanco destacó ayer durante el acto de la firma del convenio con el Ayuntamiento de PuertoReal que el impacto económico que supondrá la puesta en servicio de un tren de mercancías será alto, ya que permitirá una alternativa a la carretera para distribuir los sólidos y graneles que llegan por barco al muelle de La Cabezuela. No hay que olvidar que la única forma que existe en estos momentos de distribuir las mercancías que llegan a este muelle es por carretera.