Opinión

Todos los nombres

Todo los nombre de las personas y de las cosas tienen su sentido y su por qué

Antonio Ares
Actualizado:

Todo los nombre de las personas y de las cosas tienen su sentido y su por qué. Ya el personal funcionario del Registro Civil está curado de espanto. Atrás quedó ese encorsetamiento a la hora de poner los nombres a la descendencia. De los más comunes de la región a la más rancia tradición familiar. Del calendario de almanaque al santoral del día. De los recuerdos de viajes a lugares ignotos o a los de lugares cercanos. De reivindicaciones recalcitrantes a gestos esotéricos. Todo, absolutamente todo sirve para nombrar de por vida a una persona.

En la novela ‘Todos los nombres’ del Premio Nobel portugués José Saramago, Don José es un funcionario del Registro Civil que dedica todo su tiempo,

Antonio AresAntonio AresArticulista de OpiniónAntonio Ares