EL APUNTE

Soluciones en lugar de palabras

Las entidades que trabajan con los sintecho piden al alcalde que, en lugar de predicar, reparta el trigo

Actualizado:

Un sabio refrán castellano dice que no deben darse consejos a quien reclama dinero. Los gaditanos, en especial quienes están en una situación más vulnerable, se enfrentan desde hace tres años a un escenario municipal en el que sólo obtienen bellas palabras (algunas de ellas expresadas en forma de emotivas cartas abiertas que más parecen un pasodoble que un compromiso político) de un alcalde al que se le piden soluciones. No hace falta irse muy lejos para encontrar a los nuevos indignados con las políticas municipales que surgen en San Juan de Dios: en cada Pleno, el turno de ruegos y preguntas se ha convertido en un desesperado mentidero en el que se recuerdan al señor González Santos las promesas