OPINIÓN

El símbolo del sectarismo

La Fundación de la Mujer ha mostrado la cara más cruda y real del Gobierno local de Cádiz

La Voz de Cádiz
Actualizado:

Sucedió desde el primer día, puro exceso de neorrealismo mal digerido y caduco. Pero, con todo, asombra. Es el histrionismo político por sistema, la sobreactuación como método. Los gestos grandilocuentes, a los que es tan dado este gobierno municipal, han sido su sello y llegado el día formará su único legado si todo sigue por el camino de incapacidad que ha mostrado hasta ahora. La Fundación de la Mujer del Ayuntamiento de Cádiz sólo ha tenido resonancia en los últimos cuatro años por tres cosas: unos cursos para mujeres desfavorecidas que incluían técnicas sexuales que no parecían ajustadas a la búsqueda de empleo; la eliminación del busto de una feminista histórica y la trifulca política, la pelea de sillones, por

La Voz de CádizLa Voz de CádizArticulista de OpiniónLa Voz de Cádiz