Una Semana Santa sin cartel

A menos de 16 días para el comienzo de la Semana Santa de nuestra ciudad todavía no se ha publicado el cartel que la anuncia

Adolfo Vigo
Actualizado:

A menos de 16 días para el comienzo de la Semana Santa de nuestra ciudad todavía no se ha publicado el cartel que la anuncia. Mientras en nuestra ciudad se llenan los escaparates, las iglesias y las casas de hermandad con las convocatorias a cultos, a pregones, a actos cofrades, por ningún lado aparece el cartel con la imagen del Señor en la Oración en el Huerto que fue elegido por allá el mes de enero para que sirviera de anuncio de lo que es una fiesta importante en la ciudad.

No me gusta hacer comparaciones, porque las mismas son odiosas, pero en este caso no me queda más remedio que hacerla. Seguro que esto con el cartel de la fiesta del Carnaval no ocurre. Seguro que con esa fiesta en ningún momento se ‘olvida’ el encargado de turno de imprimir los mismos y que se coloquen hasta en el último rincón de la ciudad.

Y es que ahí es donde se ve si una fiesta o celebración es prioritaria para quien está encargado de promocionarla. Desde el Ayuntamiento de nuestra ciudad se ha dejado hasta última hora el sacar el cartel de la Semana Santa, aun cuando por parte del Consejo Local se hizo el trabajo con el tiempo más que suficiente para que dicho cartel estuviera en la calle, con la antelación necesaria para ser visto por los gaditanos y por todos aquellos que visitaran nuestra ciudad. Y que así sirviera de gancho publicitario para atraer a curiosos y viajeros a nuestra ciudad en esos días.

Es curioso como se pretende conseguir que nuestra Semana Santa sea declarada de Fiesta de Interés Nacional si ni siquiera a los que están sentados en la plaza de San Juan de Dios les interesa localmente. Sé que dicha fiesta es de carácter religioso y que eso a muchos les da ‘yuyu’ solo de pensar en un paso en la calle, pero la Semana Santa en nuestra ciudad es mucho más. Lejos del carácter devocional que nuestras hermandades tienen para muchos, existe un componente económico. Durante esa semana son muchas las personas que nos visitan y que se alojan en nuestra ciudad. Son muchas las personas que ven como sus negocios de hostelería mejoran sus arcas por el ambiente festivo que se vive en nuestras calles. Sé que, a lo mejor, no llega al impacto económico que genera el Carnaval, pero si sé que los hoteles rozan casi el lleno y eso se tiene que sentir en la economía de la ciudad.

Volviendo a lo del cartel que comentaba al principio, según se rumorea por los mentideros cofrades parece ser que no ha sido un descuido ni un problema burocrático, si no que alguien mando dejar ‘olvidado’ ese tema en un cajón, sin darle ninguna importancia ni prioridad. Y solo ante las quejas de los cofrades en las redes sociales es cuando desde Alcaldía se han dado cuenta de los hechos, prometiendo que en breve estarán los carteles en la calle. Demostrándose una vez que este ayuntamiento solo funciona a golpe de tuit o de Facebook.

Una ejemplo más de lo que realmente la Semana Santa y los cofrades les importa a los que venían a gobernar para todos, pero que solo gobiernan para los suyos y para los que piensan de la misma manera que ellos.

Seguro que para la quema de los juanillos se darán más prisa en sacar los carteles anunciadores a la calle.

Adolfo VigoAdolfo VigoArticulista de OpiniónAdolfo Vigo