Rompecabezas electoral

La convocatoria del 28 de abril llega en el escenario más impredecible que haya conocido la democracia española

Actualizado:

Las elecciones anunciadas ayer –y necesarias hace mucho– ofrecen un escenario incierto, desconocido hasta ahora y completamente distinto al de las últimas convocatorias. Hay una diferencia notable con respecto a aquellas elecciones que ahora parecen plácidas. Los hábitos de los votantes han cambiado de forma muy rápida. Los expertos aseguran que cada vez más ciudadanos eligen su opción en las últimas horas de campaña y sin atender a mensajes, mítines, discursos ni eslóganes. Es la política sentimental, heredera de la época del malestar generalizado que se ha instalado en todas las capas de la sociedad desde la última crisis económica. Los estudios demoscópicos, las encuestas y previsiones, son menos fiables que nunca y la fragmentación es la más alta que