OPINIÓN

Regreso al viejo truco

El Gobierno local de Cádiz ha perfeccionado la manía persecutoria como recurso político

La Voz de Cádiz
Actualizado:

Es un clásico en cualquier enfrentamiento político. Es el recurso más fácil, el que todos tienen a mano. Aún más en plena precampaña electoral eterna que encadenará autonómicas con posibles elecciones generales y municipales. Ese truco tan visto es la teoría de la conspiración (nombre técnico del infantil «me tienen manía»). Tiene múltiples ventajas. Una de las mayores es que su uso es ilimitado. Una persona, un colectivo o una institución puede achacar a las pérfidas acciones de una mano negra –claramente señalada o nunca identificada– cualquier calamidad que le suceda, cualquier error o negligencia, todos los incumplimientos y hasta la pereza. Todo lo que salga mal viene a ser obra de los nefandos hilos de unos seres malignos que

La Voz de CádizLa Voz de CádizArticulista de OpiniónLa Voz de Cádiz