El prometedor

Hay que volver a las andadas, pero nuestros pasos están vigilados para que no confundamos los caminos

Actualizado:

A falta de otras plusmarcas tenemos el Gobierno europeo con más ministras. Pedro Sánchez, que es un hombre de palabra y de hechos, promete ahora un Gobierno modernizador y europeísta. ¡Que los dioses de la política le oigan!, si no están cansados de escuchar una vez y otra. En la distribución de puestos incómodos ha colocado en Justicia a una fiscal que siempre ha estado en las cercanías de Baltasar Garzón. Hay que volver a las andadas, pero nuestros pasos están vigilados para que no confundamos los caminos. Pedro Sánchez, que se dice que es un hombre de suerte, ha prometido un Gobierno modernizador y europeísta con 17 carteras, que son cuatro más que las anteriores, aunque todas estén vacías de dinero, que es la capacidad inmediata de todo lo deseable.

Los líderes territoriales del PP piden una candidatura única, mientras Madrid y Valencia confirman que serán las bases del imposible arco. Lo que ha prometido Pedro Sánchez no depende enteramente de él, que es un hombre de buena fe y de mejor esperanza. ¿Cómo se hace un Gobierno ‘modernizador y europeísta’? El mensaje es el de la estabilidad, pero todo sigue en la cuerda floja mientras la que aprieta la tenemos en el cuello. Luchan por lo mismo los populares y los populistas, mientras Pedro Sánchez anuncia la composición de su gabinete. Las turbulencias pueden acabar con la milagrosa recuperación económica. Lo que se trata de sostener es la recuperación del centro izquierda moderado, con la que nos ha ido bastante bien, a pesar de algunas exageraciones. Se han vuelto internos los asuntos exteriores y Josep Borrell es el hombre clave. Sabe cómo es Cataluña. Lo que quiere para ella y lo que no desea para los demás. El gabinete es bueno, pero los problemas son todavía mejores.