El Apunte

La policía local de nunca jamás

Las denuncias sobre la terrible carencia de personal y material son idénticas desde 2016

Actualizado:

Una de las mayores dificultades que encontró el movimiento político agrupado bajo el nombre genérico de Podemos tras su llegada a las instituciones se centró en el choque entre la utopía y la práctica, entre el activismo y la gestión real, cotidiana. Los mensajes bienintencionados de los megáfonos suelen convertirse en complejos retos cuando el que gritaba con legítimo derecho –siempre que no use violencia física ni verbal– se ve en el papel de tratar de solucionarlos a través de normas, leyes, burocracia, reuniones e intereses enfrentados.

Esta realidad cuenta con múltiples ejemplos pese a que la trayectoria institucional de Podemos (y sus diferentes, hasta enfrentadas, variantes regionales o locales) apenas ha cumplido un lustro. Sin embargo, el conflicto entre