EL APUNTE

La Policía Local se harta

La gestión de un área clave provoca un reguero de quejas internas desde que empezó la década

Actualizado:

Todos los partidos lo niegan con furia en las campañas electorales como las que se avecinan y, los que tienen la oportunidad de gobernar, lo proclaman luego, a gritos, como lamento: los ayuntamientos tienen escaso margen de maniobra. Poca financiación y escasas transferencias. Son la primera línea para la reclamación y la protesta, para la petición de ayuda, pero son los últimos de la fila en la administración para manejar fondos y asumir responsabilidades.

Para analizar la tarea política de un grupo en cualquier administración, pocos baremos más fiables que sus propuestas oficiales, la que elevan a los órganos legislativos, ejecutivos, según cada caso. En la instancia municipal, ese seguimiento puede hacerse a través de las iniciativas que cada partido