Opinión

Una persona única

La vida, ese espacio entre dos silencios eternos, siempre merece la pena ser vivida

Antonio Ares
CádizActualizado:

La vida, ese espacio entre dos silencios eternos, siempre merece la pena ser vivida. Da igual las adversidades que te depare el destino. No importan los desengaños ni las frustraciones que el devenir te tenga preparado. Siempre habrá un resquicio para un gesto amable, una palabra de cariño, una sonrisa que te ilumine lo que puede llegar a ser el mejor día de tu vida. Una luz, un olor, un paisaje, una orilla, una flor, un horizonte, se pueden convertir en la excusa perfecta para agradecer haber nacido. Pero lo mejor de la vida son las personas con las que llegas a compartirla, con esas con las que el azar hace que puedas cruzarte, sabe Dios por qué vericuetos. Algunas

Antonio AresAntonio AresArticulista de OpiniónAntonio Ares