OPINIÓN

El Pata

Se ha muerto El Pata, vividor, amigo, gourmet, arquitecto, barbudo de barba de capitán Ahab, que tenía una pierna coja

Francisco Apaolaza
Actualizado:

Puede que el Pata ya se hubiera ido un tiempo antes de irse; a saber cuánto. Quizás no quedara nada de él en ese tipo que miraba con indiferencia la sucesión de atardeceres y de mediodías al otro lado del cristal de la ventana de una residencia. A veces sonreía con entusiasmo fugaz al ver a uno como si uno aún fuera uno y él aún fuera él. Tal vez ese impulso solo consistiera en un reflejo, como la pierna que se estira cuando recibe un golpe bajo la rótula. Cuando sus amigos vimos al tipo más despreocupado que conoceremos nunca angustiarse por recomponer qué día de la semana era, supimos que lo estábamos perdiendo. Por eso al Pata lo

Francisco ApaolazaFrancisco ApaolazaArticulista de OpiniónFrancisco Apaolaza