OPINIÓN

Un partido votante

En Podemos han tenido que lidiar con Pablo, Irene, Tania, Íñigo, Ramón, Carolina y Manuela y Ada

Francisco Apaolaza
Actualizado:

Podemos la dio al miércoles por la tarde algo de final de verano de adolescencia. En las postrimerías de la felicidad, con el jersey al hombro a la caída del sol, todo el mundo terminaba por ser colega y algo traidor. Recuerdo con agotamiento aquellas conversaciones de septiembre sobre la lealtad. Qué pelmada. Un castigo. A Sísifo, que era astuto y avaricioso, le dieron una piedra por condena. A cambio de no matarlo, le obligaron a empujar la piedra hasta lo alto de una montaña. Cuando llegaba arriba, la piedra volvía a rodar hasta abajo y tenía que volver a empezar por los tiempos de los tiempos.

En Podemos no sé si se ha empujado tanto, pero han

Francisco ApaolazaFrancisco ApaolazaArticulista de OpiniónFrancisco Apaolaza