OPINION

Pablo el proscrito

Manuel Fraga definió a Pablo Juliá como «un gran fotógrafo y un gran hijo de puta»

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Con la primavera llega Pablo Juliá, y lo hace mediante la exposición de parte de su exquisita producción fotográfica. Una de las fotos de la muestra recoge a un grupo de jóvenes durante una primavera sevillana de los años 80, la chica morena mira fijamente al objetivo, ha percibido complacida el interés del fotógrafo y decide posar; extiende su mano izquierda con un pitillo que en esa época representa señal de distinción, mientras que coloca la otra sobre sus bonitas piernas entreabiertas, dejando que sus pies jugueteen con unos zapatos frescos; el resto del grupo se abstrae de la cámara, dos parejas se besan y un par de muchachos miran a la coqueta modelo. Pablo comenta que estos jóvenes de