OPINIÓN

Una obra enquistada

La reordenación del nudo de Tres Caminos acumula otro año de retraso pese a que su licitación se anunció para 2018

La Voz de Cádiz
Actualizado:

Uno de los problemas endémicos que padece Cádiz, al margen de su tasa de paro, es la eternidad de sus proyectos más ambiciosos. El tiempo pasa y ya hay generaciones de gaditanos que han crecido bajo el síndrome de Las Aletas, el tranvía, la Ciudad de la Justicia o el nuevo hospital. No hay salida. Se trata de grandes apuestas políticas que, pese a su imperiosa necesidad para el desarrollo socioeconómico de la provincia, duermen el sueño eterno hasta una repentina resurrección que, normalmente, es temporal y coincide con vísperas de elecciones. Algo parecido es lo que ocurre con la reordenación del nudo de Tres Caminos.

Fue el gobierno del socialista Rodríguez Zapatero el que movió ficha en 2005

La Voz de CádizLa Voz de CádizArticulista de OpiniónLa Voz de Cádiz