OPINIÓN

Milagros que escapan a la Semana Santa

La lluvia que suspende procesiones, el fuego que devora templos y la muerte que nos roba a Alcántara, las tres manchas de esta Semana Grande

Actualizado:

Esta semana que se despide con el Resucitado no ha sido dada a grandes alegrías. En distintas páginas de este periódico, o en los diferentes enlaces si usted pasea sus dedos entre pantallas y ratones en lugar de acariciar las hojas, nos han abofeteado a verbo abierto noticias de esas que no gusta, que se odia publicar. En lo local, la suspensión de la salida de los cortejos de varias hermandades ha provocado las acostumbradas escenas de llanto en los cofrades gaditanos. Cierto es que ante la contundencia de las lágrimas sobran las palabras y como de esas no andamos sobrados los periodistas, que por abusar de ellas las hemos terminando convirtiendo en manchas sin sentido, me las guardaré. La