OPINIÓN

Miedo

La alegría puede ser de todos; el miedo es de cada uno, pues está tejido con los retales de las sábanas de todos sus fantasmas

Actualizado:

Paul Valery se murió de una forma muy elegante. Antes de irse, dijo: «La vida, qué bobada». Cuentan que cuando iban a fusilar a Muñoz Seca, se puede decir que él disparó primero. Dijo así: «Podéis quitarme mi casa, mi familia y la libertad, pero lo que nunca podréis quitarme es este miedo que tengo». El miedo es más íntimo que la piel. La alegría puede ser de todos; el miedo es de cada uno, pues está tejido con los retales de las sábanas de todos sus fantasmas. El miedo, como el caballo, sabe más de nosotros que nosotros mismos. Hay que vencer al miedo, dicen. Qué bobada.

Puede ser que Laura Luelmo no tuviera miedo a que la mataran.