OPINIÓN

El mérito es de otro

El nuevo ministro de Fomento del PSOE anuncia la eliminación del peaje de la Ap-4, que ya había preparado el PP

Actualizado:

La supresión del peaje de la autopista Ap-4 entre Sevilla y Cádiz es un mérito del PP. Tanto la ministra Ana Pastor como su predecesor en la cartera de Fomento Íñigo de la Serna anunciaron en repetidas ocasiones durante los seis años de mandato de Rajoy la liberalización de la citada autopista en 2020. El 31 de diciembre de 2019 se daba por concluida la concesión privada de explotación y a partir de ese momento el paso de vehículos por la vía sería totalmente gratuito tras cincuenta años de peaje.

De hecho, la primera que avanzó esta medida fue Ana Pastor en 2012, al poco de hacerse con las riendas del ministerio, y, posteriormente, lo reafirmó en 2014. Sin embargo, parece que los anuncios del PP no tienen el mismo efecto que los mensajes del PSOE. El nuevo ministro de Fomento, José Luis Ábalos, dice ahora que no habrá más peajes en las concesiones que expiran entre 2019 y 2021, entre las que se encuentra la autopista Sevilla-Cádiz. Desde luego no es una novedad y para demostrarlo están las hemerotecas. Ábalos ha aprovechado la cresta de la ola de la popularidad que vive el nuevo Gobierno de Sánchez para lanzar un mensaje de calado. Así, al gesto que ha tenido el nuevo Ejecutivo en favor de la inmigración con el amparo del ‘Aquarius’, ha seguido la supresión de los peajes y ahora viene la exhumación de los restos de Franco del Valle de los Caídos. No hay que olvidar que la política que seguirá el PSOE al frente de Fomento es la misma que la iniciada por el PP: consolidar proyectos ya redactados. Esta misma línea es la que seguirá el Ministerio de Defensa, lo que significa que el nuevo BAM y las fragatas de la serie F-110 forman parte de la herencia del PP.

Los socialistas son presos de sus palabras y de sus acciones. El anuncio de Ábalos choca frontalmente con el discurso que mantuvieron cuando estaban en la oposición antes de la moción de censura que terminó con el Gobierno de Rajoy. Entonces, el PSOE hizo una campaña para que la supresión del peaje se adelantara en el tiempo y se llevara a cabo en 2018. Los tres diputados gaditanos del PSOE y los parlamentarios hicieron ruido para presionar al PP y forzar con ello la recisión de la concesión a Abertis, lo que hubiera significado un coste para las arcas públicas. Finalmente, el PSOE, ahora en el Gobierno, ha optado por seguir el mismo camino que había emprendido el PP con los peajes más antiguos, es decir, dejarlos morir hasta su extinción y no favorecer una nueva prórroga.