Una mejoría sólida

Los números del desempleo en la provincia de Cádiz son los mejores de los últimos diez años

Actualizado:

Los siempre temidos números del paro provocaron ayer una reacción infrecuente entre los que los esperan cada principio de mes. Esas cifras sacaron esta vez una sonrisa de esperanza y un suspiro de alivio. Son dos gestos figurados pero merecidos, como muestra de solidaridad para con los que han logrado subirse de nuevo al mercado laboral. Son los datos correspondientes al mes de mayo y dejan la cantidad total de personas sin empleo en los mismos números que hace una década, en 2008, cuando empezaba una serie de recesiones económicas que se tragó miles de puestos de trabajo. El número de parados registrados en las oficinas del Servicio Andaluz de Empleo bajó en mayo a 13.001 personas en la capital gaditana. En términos andaluces son 800.320 los desempleados cuando hace unos meses eran un millón. En la provincia, se ha registrado en mayo una caída de 4.198 personas en las listas del desempleo, lo que deja la cifra de demandantes en 147.820 personas. Esto supone una caída del 2,7% si se compara con el mes de abril. Si se abre el abanico y se compara con los datos de 2017, resulta que había 7.001 parados más. Eso supone casi una caída de cinco puntos porcentuales.

Como complemento positivo, y fundamental, aparecen las cifras relativas a la afiliación a la Seguridad Social en la provincia. Junio arrancará con 371.150 afiliados en la provincia, un 2% más que hace un mes por la incorporación de 7.410 trabajadores. Si de nuevo se compara con los datos que había hace sólo un año, son 12.864 afiliados más, un 3,5% más que en 2017.

La cruz de la moneda es la obvia. Al creciente número de empleos debe acompañarle una cierta calidad. Un nivel de estabilidad, salarios y condiciones que también ha retrocedido en el sector servicios, es decir, en esos miles de hoteles, bares y restaurantes que aumentan su plantilla de cara a la inminente campaña de verano.

De cualquier forma, el descenso general en las cifras de parados de este país es una buena noticia. En el caso de la ciudad de Cádiz y de la provincia, los dígitos de mayo son satisfactorios, pero siempre parecerán insuficientes. Todos los expertos coinciden en señalar que la tendencia a la baja del desempleo ha empezado a consolidarse. Son muchos meses. Son los números de una década atrás. Que nada tuerza la tendencia.