OPINIÓN

Mejor de lejos

Resulta sorprendente la frialdad ante la muerte de 18 inmigrantes en contraste con las campañas con otros dramas menos cercanos

Actualizado:

En este mundo globalizado en el que vivimos en la actualidad se producen fenómenos curiosos. Somos capaces de solidarizarnos sin compromiso con cualquier causa, por lejana que nos quede, simplemente porque nos llega a través de las imágenes de televisión o de las redes sociales. En la inmensa mayoría de los casos, se trata de dramas humanos que sufren millones de personas en muy distintos lugares. A todos nos horrorizó la imagen del pequeño Aylan yaciendo muerto en la orilla de una playa de Turquía tras intentar huir de la guerra de Siria con su familia. O las de los campos de refugiados en los que se vivía, y se vive, en condiciones infrahumanas. O las de las caravanas de