EL APUNTE

El legado del doce está muerto

Poco o nada queda en Cádiz del espíritu cultural que protagonizó en 2012 la celebración del Bicentenario

La Voz de Cádiz
Actualizado:

¿Qué fue del Doce? ¿Qué ha heredado Cádiz tras la celebración del Bicentenario? Son preguntas con una respuesta fácil. Aquel espíritu cultural que inundó la capital durante 2012 está muerto. Siete años después de la celebración de esta magna efeméride solo existe su recuerdo. El Castillo de San Sebastián, el icono llamado a ser el Faro de las Libertades, está cerrado y los premios Cortes de Cádiz, el galardón que reconocía a lo más granado de España e Iberoamérica, han desaparecido del calendario político municipal. Cádiz ha visto desvanecerse gran parte del esfuerzo hecho para recordar el Bicentenario. La conmemoración de los doscientos años de la Constitución del Doce, fue un hito concebido para situar a Cádiz en el mapa

La Voz de CádizLa Voz de CádizArticulista de OpiniónLa Voz de Cádiz