Apunte

Una huelga ganada por vacaciones

La jornada de paro en el sector del metal solo tuvo incidencia en la industria naval, pero las plantillas pidieron el día libre

Actualizado:

La jornada de huelga que vivió ayer el sector del metal de Cádiz puso de relieve la fractura entre los sindicatos minoritarios que convocaban el paro y las centrales mayoritarias que se desmarcaron de esta acción de protesta. La muerte el pasado 18 de mayo de dos obreros en la industria auxiliar naval ha sacado lo peor de cada casa. La Coordinadora de Profesionales del Metal, donde están integrados los sindicatos Autonomía Obrera, CGT y SAT, han aprovechado este siniestro laboral para denunciar la precariedad del sector y, al mismo tiempo, el incumplimiento del convenio colectivo. Estas centrales sindicales, apoyadas por Podemos y colectivos sociales, entre ellos los anticapitalistas, iniciaron desde que tuvo lugar el accidente una campaña en favor de una huelga general. Desde el primer momento, las centrales mayoritarias UGT y CC OO, rechazaron esta iniciativa alegando que los planes de seguridad e higiene laboral se cumplen y que cualquier infracción detectada y denunciada en los centros de trabajo de la provincia termina ante la Inspección de Trabajo.

Los minoritarios han querido tener su minuto de gloria en esta confrontación sindical, y lo han conseguido a tenor del resultado que ha tenido la huelga. El astillero de Puerto Real y la industria auxiliar naval de la Cabezuela y Trocadero, amén de la planta de Dragados Offshore, cesaron ayer su actividad, una situación que no se dio en San Fernando ni tampoco en las factorías aeronáuticas de Alestis y Airbus. Tanto UGT como CC OO han restado importancia a la escasa afluencia ayer de trabajadores en los polígonos industriales de la Bahía alegando que la mayoría de las plantillas, ante la convocatoria de huelga por parte de sindicatos radicales, optaron por solicitar el día de vacaciones a sus respectivos departamentos de Recursos Humanos. Con este mensaje queda desactivado un posible éxito de la huelga sectorial de los minoritarios. La patronal insiste en que la convocatoria de este paro ha sido irregular al considerar que los sindicatos que la han promovido no tienen representación suficiente en los comités de empresa del sector. Además, el mensaje de siniestralidad que se está dando es falso, ya que los datos sobre accidentes laborales en Cádiz ha bajado en los últimos años gracias a la aplicación de las medidas.