OPINIÓN

Ganas de reñir

Tras pensárselo, Juan Marín se desmarca con la negativa a negociar con Vox o, simplemente, con contar con el apoyo de esta formación

Actualizado:

Tras la euforia de los resultados del 2 de diciembre en Ciudadanos se presentó una disyuntiva, con quién pactar para conseguir el sillón de la Junta. Se planteaban diferentes opciones pero la que más ilusión le hacía a los andaluces, y la que de antemano se proponía como la más lógica, era el pacto con el Partido Popular, a la sazón la segunda fuerza en Andalucía, y Vox, la gran sorpresa de los comicios.

Este pacto solucionaba, de una vez por todas, el eterno mandato del PSOE en nuestra Comunidad y sentenciaba la decadencia de los socialistas en San Telmo. Esto era lo que los votantes de Ciudadanos y del PP veían con buenos ojos, ya que una confluencia de