Juan Carlos Viloria - Opinión

Fichajes y traidores

Nunca como ahora se ha parecido tanto el negocio de la política al negocio del fútbol

CÁDIZActualizado:

Nunca como ahora se ha parecido tanto el negocio de la política al negocio del fútbol. Cada vez es menos creíble aquello del amor a los colores, la fidelidad al club, o el ‘yo estoy aquí para defender los intereses de los ciudadanos’. Las próximas elecciones han desbordado el mercado de fichajes y generalizado la deserción en un mundo que presumía de sostener los valores de la fidelidad y la coherencia. Íñigo Errejón abrió la veda por la izquierda y Silvia Clemente, del PP de Castilla y León, ha superado todas las marcas por la derecha. Se está perdiendo el pudor. Antes un tránsfuga era un apestado de la política. Lo de cambiar de chaqueta era un insulto y un

JUAN CARLOS VILORIAJUAN CARLOS VILORIA