Festival de Circo

«En esta ciudad nunca faltan los magos, los acróbatas, los forzudos, los tragasables, los tirititeros, los zancudos y los payasos»

Actualizado:

Siupongo que debe existir un nombre para los que sentimos cierta aprensión o aversión por los circos, igual que existe un término para cada una de esas fobias irracionales que atesoramos los humanos y que nos hacen aún más animales –entiéndame bien– de lo que ya somos. Está aceptado el término coulrofobia para el miedo a los payasos, del que se ha nutrido, y bien, durante años, el cine de terror. Es un terror avalado por la universidad británica de Sheffield que, tras un pormenorizado estudio, concluyó con que a buena parte de la sociedades, en todas las culturas, les desagradan los payasos, quizá por aquello de la «disonancia cognitiva» de la que hablaba Freud –siempre hay que volver a