OPINIÓN

El cuento del estadio

La venta del hotel del Carranza se ha esfumado definitivamente tras años de bravuconadas

Actualizado:

El Ayuntamiento de Cádiz decía enfrentarse a uno de los peores escenarios económicos posibles si se confirmaba la imposibilidad de vender el gran local pendiente en la Tribuna del estadio Carranza tras cuatro años de infructuosos intentos. El objetivo era abrir un hotel proyectado –de forma muy discutible– por el anterior gobierno municipal pero la incapacidad para sacar adelante esta gestión, otra, pone en cuarentena la viabilidad del Presupuesto cada año, como amenazó los anteriores. Esa apreciación no es propia ni externa, es obra de los propios concejales de Podemos-Ganemos. Ellos son los que insistieron en realizar unas cuentas en las que incluían ingresos, como éste, que no estaban nada claros. Hasta el punto de que los esenciales socios socialistas,