OPINIÓN

Los chiringuitos como ejemplo

La reapertura de los pocos que cerraron señala el potencial de la capital gaditana para romper la estacionalidad turística gracias a la climatología

Actualizado:

Los hosteleros gaditanos insisten en que la provincia tiene uno de los mejores ganchos para captar turistas en los meses que no son veraniegos. Se trata –pese a la excepción de estos días– de su temperatura. Al margen de la gastronomía, de la oferta cultural y de los bellos rincones que ofrece la provincia para pasar unas vacaciones, el clima es un factor determinante que, pese a todo, está por explotar. La provincia solo ha exportado una oferta de sol y playa que ya está de sobra consolidada pero entre junio y septiembre. Toca ahora ofrecer alicientes para el invierno, la vigente primavera o el otoño.

El sector hace tiempo que se marcó como objetivo prioritario combatir la estacionalidad. Los