OPINIÓN

Cádiz y los turistas sin zapatos

Quienes llegan en patera vienen descalzos, mientras que los que arriban en los cruceros llenan las zapaterías

Actualizado:

Siempre ha habido clases. Siempre las habrá. Cuando el primer Neandertal dijo que ese trozo de tierra era suyo se marcaron las normas. Están los de arriba, los que cuentan cómo es el cielo y los que reparten, con un antojo caprichoso y siempre a su favor, los permisos para entrar. No son los más guapos, son la belleza. No son quienes tienen el poder, son el poder mismo. Desde arriba, porque donde quiera que estén se llamará arriba, contemplan estupefactos a los de abajo, a los sin nombre, a los carasucias. No es que estén sucios, es que ellos son la misma mierda. Lo que los de arriba han decidido que sea la mierda.

Esta semana que anuncia verano