EL APUNTE

El brexit de la gente

Las llamadas a la calma y la fuerza de la sensatez ciudadana contrastan con los planes temerarios de algunos dirigentes políticos

Actualizado:

Los ciudadanos suelen ir por delante de sus instituciones. Hace muchos años que los residentes en Gibraltar y los vecinos de la comarca gaditana colindante mantienen una relación cotidiana en todos los frentes posibles, desde el laboral, al comercial, el familiar y el turístico. La inminente amenaza de un Brexit brusco, sin acuerdo ni previsión, tampoco supone una amenaza para esta certeza. El ministro de Gibraltar y el alcalde de La Línea se mostraron ayer confiados. Al igual que la Junta de Andalucía. Consideran todos estos dirigentes que hay más medidas preventivas de las que Londres cree, que el caos que anuncia un informe oficial inglés no será tanto, que la sensatez