OPINIÓN

Blackangelo

En Andalucía no íbamos a ser menos y las «black» también han sido usadas en el tráfico jurídico mercantil

Fernando Sicre
Actualizado:

Cuando eran nombrados miembros del consejo de administración, primero de Caja Madrid y luego de Bankia, lo agasajaban con un plástico milagroso. Era el salvoconducto en forma de monedero millonario, del que se gozaba de toda disponibilidad y con total impunidad. Sin exigencia de justificar el gasto incurrido en Hacienda ni en la propia entidad. Era la perversión de lo público una vez más. Esto no era una Caja, esto era Dios en persona repartiendo dinero en lugar de panes. Titulares y gastadores sin compasión, los había de todos los partidos políticos, sindicatos y patronales. 28 fueron nombrados a propuesta del PP, 15 por iniciativa del PSOE, cuatro por IU, seis por Comisiones Obreras y otros cuatro por UGT, amén de 2 por la patronal. La concertación social en estado puro. De Madrid al cielo. Don Angelo tiene nombre de personaje celestial. Algo caído del cielo, más cerca de los infiernos que regenta la mafia. El origen italiano del nombre me hace pensar en Calabria y Catania. Sólo que la camorra ahora se encuentra en la ribera del Guadalquivir. En Andalucía no íbamos a ser menos y las «black» también han sido usadas en el tráfico jurídico mercantil. Porque las putas también tienen derecho a vivir. La tarjeta de la Faffe quedó esquilmada después de un intensivo uso realizado por su responsable y acompañantes. No conformaban una tribu, se quedan en banda de delincuentes y desalmados con el dinero público. Ese que como no es de nadie a juicio de la de las cuotas, «la vicetodo». Faffe, Fondo Andaluz de Formación y Empleo, fundación que daba trabajo a familiares del PSOE de Andalucía. Literal, fundación creada para ese menester. Era una suerte de «agencia de colocación» de los «sociolistos» andaluces. Solo hay que ver quienes estuvieron cobrando una nómina a su través.

Lo que vengo a decir fue denunciado por los grupos de la oposición en el Parlamento andaluz a raíz de un informe de la Cámara de Cuentas. También se pusieron en pie de guerra los propios funcionarios de la Junta cuando el Ejecutivo andaluz trató de regularizar ese entramado paralelo (la Administración paralela constituidas a base de Agencias) vía decreto en 2013. Con posterioridad todo ello confirmado por la inconmensurable labor de la UCO. Sí esa dada a conocer por el «sin vergüenza» de Puyol, antes «molto honorable», ahora un defraudador confeso, cuando preguntó ¿Qué coño es la UCO? La Unidad Central Operativa de la Guardia Civil reconoció ante el juzgado que investiga las irregularidades en los cursos de formación gestionados por esa fundación, y donde también se hacían uso de tarjetas ‘black’ usada en puticlubs de Sevilla, Cádiz y Córdoba. la Faffe era un ente público creado en 2003. En el momento de su desaparición y liquidación en 2011, fue integrada en el Servicio Andaluz de Empleo, contando entonces con una plantilla de más de 1.700 empleados. La Cámara de Cuentas advirtió en el 2014 que la Faffe recibió 48,8 millones de euros en subvenciones sin justificar. Parte de ese dinero fue concedido el mismo día de su extinción, según denunció el sindicato CSIF. En la formación se había generado un fraude que «haría palidecer el caso ERE», manifestó en su momento el exdirector general de Trabajo Javier Guerrero.

Fíjense si ha dado de sí la Faffe. Esta desapareció, pero los trabajadores, muchos de ellos afines a la «PSOE SA», se han integrado en la estructura de la Junta de Andalucía. Los conceptos de mérito, capacidad y publicidad, se lo pasa la reina de las marismas por lo alto del palio, cuando sale a pasear desde su casa de hermandad, también llamada casa del pueblo, hasta el palacio de San Telmo. Se han ido de putas, como también lo hicieron en el Ayuntamiento de Baena, el alcalde de Valverde del Camino…todos de la mercantil «la PSOE SA». Éxito asegurado, diría la Ministra, cuando junto con Balta, el gran prevaricador, escuchaban y comentaban jocosamente acerca de lo que puede dar de sí una información vaginal. Cuantas informaciones habrán sido registradas por esta vía con el dinero de los contribuyentes andaluces. No sé la fuente informativa, sí garganta profunda o «vía bajos mayores y menores», pero el de Baena, muy sociolisto él, manifestó que cargó a la tarjeta del consistorio el coste de los servicios del puticlub de Marbella, porque no lo iba a pagar él de su bolsillo. Son socialistas, pero no tontos. Eso sin dudas. Si no que se lo pregunten al astronauta, a la propietaria de MeonaetxeaÁ y otros inmmuebles y ahora también a Borrel, investigado por la CNMV. Para contrarrestar las vergüenzas, la izquierda ha dado instrucciones de catalogar peyorativamente a los que no somos de izquierdas como de derechas, extrema derecha y extrema-extrema derecha, apostillando cuando puede el de Villa Tinajas tildando a sus opositores como fachas o fascistas. Con el abominable e indecente por imposible acuerdo sobre presupuestos, la izquierda se ha retratado como una sola: «comunistas de mierda».

Fernando SicreFernando SicreArticulista de OpiniónFernando Sicre