OPINIÓN

El avance inaplazable

El movimiento de igualdad es imparable por transversal, en lo político y lo generacional

Actualizado:

Los expertos, los tertulianos, los politólogos, sociólogos y filósofos coinciden en afirmar que hay vida después de las manifestaciones. De las masivas y de las testimoniales. Sobre todo si representan a la mitad de la población que no está dispuesta a tener ni un gramo menos de derechos civiles, laborales y sociales. Se trata de las mujeres, que han provocado en España un movimiento de alcance mundial por segundo marzo consecutivo. Aseguran que la capacidad de movilización y organización del colectivo ha supuesto una «grandísima» aportación y un toque de atención a los políticos pero lo más importante es que también produce un profundo impacto en los hombres, en la sociedad, en la otra mitad de ese mundo que siempre