Alquileres por las nubes

La presencia de pisos turísticos y la ambición por hacer caja en los meses de verano disparan los precios en Cádiz

Actualizado:

Todo apunta a que estamos inmersos en una burbuja del alquiler. La imposibilidad de acceder a una vivienda propia, sobre todo los más jóvenes, ha generado una fuerte demanda del alquiler, sin embargo, el negocio se ha ido de las manos. La ambición de los propietarios por sacar tajada y la presencia de pisos turísticos en zonas de costa como Cádiz han elevado la temperatura hasta hacer insostenible sus precios. La memoria del Consejo General del Poder Judicial recoge los lanzamientos de viviendas que se produjeron en la provincia de Cádiz a lo largo del año 2017. Y uno de los datos que más sorprenden es que se rompe la tendencia de que los desalojos se producían sobre viviendas en propiedad. Ahora, el mayor porcentaje de afectados son inquilinos que viven de alquiler y no pueden pagar la mensualidad. En el año 2017 se realizaron en la provincia de Cádiz 1.397 desahucios (llamados lanzamientos en la terminología legal), según recoge la misma memoria. De éstos, 637 fueron por ejecución hipotecaria y 682 se corresponden con familias que no pagaron el alquiler (en lo que se conoce técnicamente como incumplimiento de la Ley de Arrendamientos Urbanos). ¿Cómo hemos llegado a esta situación? El alquiler es un valor seguro pese al riesgo que entraña un inquilino moroso. En los últimos años los precios del alquiler están incrementándose en buena parte de las localidades españolas a un ritmo frenético, causando un enorme perjuicio social. Ya son 6 de cada 10 desahucios los provocados por impagos de alquileres. Además, esta tendencia no hace sino coger más y más fuerza (sólo en los últimos doce meses el precio medio del alquiler se ha disparado casi un 20% en ciudades como Barcelona, Madrid, Palma o Málaga, según datos de portales inmobiliarios) y no hay visos de que esta tendencia vaya a cambiar si no se adoptan medidas pertinentes por parte de las administraciones públicas. Y para saber qué actuaciones serían las más eficaces para combatir esta enorme burbuja del alquiler es imprescindible conocer bien las causas que la han originado. La aparición de la burbuja se explica por una combinación de dos fenómenos: un incremento de demanda de alquiler de viviendas y, sobre todo, una disminución de la oferta en este sector. En el caso de Cádiz, este fenómeno cobra más fuerza ya que el alquiler multiplica su valor en la temporada de verano.