Proverbios morales

Universitats

Lo que no sería permisible en la calle se admite y disculpa en los campus

Jon Juaristi
Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Hace ahora veinte años, nos reventaron a Françesc de Carreras y a mí una mesa redonda en la Universitat de Barcelona. Lanzaron botes de pintura amarilla sobre nuestras acompañantes y nos acribillaron con monedas, mecheros y pedruscos. Yo traté de partirle la crisma a uno de los atacantes con la base del micrófono, que me pareció lo bastante contundente para ello, pero me vi alzado en vilo por unos cuantos de los organizadores del acto al grito de «¡no los provoques, por favor!». Así y todo, el rector de entonces declaró que actos como el nuestro constituían una provocación. Una década después hicieron algo parecido con Arcadi Espada en la Universitat de Tarragona. O sea, que lo que les han

Jon JuaristiJon JuaristiArticulista de OpiniónJon Juaristi