Una raya en el agua

El trile

La reforma del sistema de investidura es otro ardid propagandístico que Sánchez olvidará en cuanto salga elegido

Ignacio Camacho
Actualizado:

Lo primero y tal vez casi lo único que enseñan los recientes bloqueos políticos, éste y el anterior de 2015-16, es que tienden a prolongarse tanto como lo permitan los plazos legales. La primera norma de una negociación es no regalar ni una hora y dejar que la cuenta atrás ablande a la otra parte en la convicción de que los acuerdos siempre son más fáciles cuanto más tarden. La segunda regla consiste en preparar a la vez los argumentos para señalar culpables en caso de que el trato fracase. A partir de ahí es menester esperar sin precipitarse, tensar la cuerda al máximo y, si hay que ceder, que sea al final y ni un minuto antes. Eso es

Ignacio CamachoIgnacio CamachoArticulista de OpiniónIgnacio Camacho