Tobogán de trampas

El Gobierno ha ideado un paralenguaje que burla la lógica

Luis Ventoso
Actualizado:

Acabó el fin de semana de gloria de Sánchez en Cataluña. La montaña que parió un ratón. Nada ha arreglado. Pero deja a millones de españoles con un regusto amargo de humillación en el paladar tras ver a un presidente, al que soportan sin haberlo elegido, adulando al líder separatista catalán solo para intentar que le prorrogue su estancia en La Moncloa. Las penosas jornadas de ayer y anteayer han constituido un nuevo festival del eufemismo y la realidad paralela:

-«De la confrontación hemos pasado a la concordia». Tal fue el balance triunfalista que hizo ayer Sánchez... mientras lo rodeaba un despliegue de diez mil antidisturbios para poder celebrar un simple Consejo de Ministros en Barcelona (para hacernos una idea

Luis VentosoLuis VentosoDirector AdjuntoLuis Ventoso