Una raya en el agua

Porque Sánchez quiere

El aspirante ha declinado la investidura. Suyo es el fracaso. En sentido «técnico», como diría él, no se ha presentado

Ignacio Camacho
Actualizado:

Se veía venir. El sainete bufo de la investidura no iba a estar completo si los comediantes no se las apañaban para meter también al Rey por medio. Después de arrasar el prestigio de las instituciones, de utilizar el Congreso como una barraca de feria y de perder el respeto a las obligaciones elementales de la representación del pueblo, esta nomenclatura mediocre e irresponsable aún ha tratado de arrastrar al cieno a la única instancia del Estado que conserva su crédito. No les bastaba con provocar en la gente un inmenso cabreo ni con burlarse del procedimiento constitucional hasta el límite de la tomadura de pelo. No les parecía suficiente con forzar de manera esquinada y tramposa las reglas del

Ignacio CamachoIgnacio CamachoArticulista de OpiniónIgnacio Camacho