El contrapunto

Peste nacionalista

Junqueras y Ortuzar podrán celebrar el triunfo en las elecciones junto a Salvini, Le Pen y Farage, sus alter-egos europeos

Isabel San Sebastián
Actualizado:

No han pasado ni cien años desde que sus postulados fanáticos devastaran nuestro continente y ya vuelve a la carga con fuerza en España y en Europa la peste nacionalista, empeñada en destruir los pilares sobre los que se asientan nuestro progreso, libertades y convivencia pacífica. Su sustrato «ideológico» (si es que puede otorgarse la categoría de «idea» a los más bajos instintos) es idéntico, aunque la bacteria se haya adaptado a los tiempos con el fin de parecer respetable. En el fondo, estamos ante el mismo supremacismo de casta, la misma búsqueda de un chivo expiatorio sobre cuyas espaldas cargar la responsabilidad de todos los problemas, igual simpleza en la formulación de los mensajes y parecida simbología. También hoy

Isabel San SebastiánIsabel San SebastiánArticulista de OpiniónIsabel San Sebastián