El otro Gibraltar

El Brexit también pasa por el cementerio de San Amaro

Actualizado:

La Coruña ofrece la curiosidad de un Cementerio Moro y un Cementerio Inglés muy próximos, ambos con soberbias vistas sobre el Atlántico. El Cementerio Moro -al que la corrección política retirará un día su nombre-, data de los años treinta. Lo creó un general caritativo para reposo de soldados marroquíes que habían combatido con Franco. Con el tiempo cayó en el olvido. Hace unos años, el Ayuntamiento le dio una mano de pintura y lo rebautizó como «La Casa de las Palabras», horterada que nunca ha cuajado. Se supone que allá bajo tierra siguen los anónimos soldados musulmanes, bien sigilosos, no vaya a ser que el intrépido Sánchez los detecte y los exhume raudo por fachas.

El Cementerio Inglés podría