Rivera se hace fuerte en Ciudadanos

La nueva política se hace mayor

Jesús Lillo
Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Una conocida plataforma digital de servicios de reparaciones caseras buzoneó ayer por lo electrónico para mostrar a sus abonados «la casa que Malú pone a la venta para mudarse con Rivera» y proponer alguna que otra reforma, como la de la cocina, «a la que le vendría bien un lavado de cara». Para Habitissimo, «instalar papel pintado o pintar esos azulejos daría nuevos aires». En caso de duda, Albert Rivera puede someter a consulta interna el tema del papel pintado y el azulejo, como ya hicieron Pablo Iglesias e Irene Montero con los inscritos de Podemos tras comprar la casa de Galapagar. En eso y poco más consiste hoy la democracia real o «participataria», según la formulación magistral que hace

Jesús LilloJesús LilloRedactorJesús Lillo