Alerta alimentaria de la ONU

Ese fin del mundo

Salvador Sostres
Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La ONU no quiere que comamos carne. La excusa es la sequía por la cantidad de agua dulce que el ganado consume. De fondo, el viejo mantra del cambio climático. Naciones Unidas es una organización contraria a los intereses de la Humanidad. Los más insignes sátrapas han tenido allí voz y voto. Ningún club del mundo ha aceptado a dictaduras más siniestras ni a criminales más atroces. Es bueno recordar de vez en cuando que en los últimos años, la ONU ha dictado más resoluciones contra el Estado democrático y libre de Israel -nuestro dique de contención contra la barbarie- que contra la oscura y asesina tiranía llamada Palestina -con todos los tenebrosos personajes que la han más o menos

Salvador SostresSalvador SostresArticulista de OpiniónSalvador Sostres