Vidas ejemplares

Masoquismo extremo

¿Tanto sacrificio para acabar cogobernados por los comunistas?

Luis Ventoso
Actualizado:

Los españoles, siempre a lo grande. Nada de conformarnos con una burbuja. Aquí, dos: la inmobiliaria y la financiera. Con la entrada en el euro y el abaratamiento del crédito el país extravió la templanza. Comenzó una verbena de consumismo privado a cuenta de los bancos y las administraciones se lanzaron a dilapidar alocadamente: aeropuertos superfluos, autopistas desde la nada a ningún sitio, tonto-museos de arte moderno, palacios de exposiciones en lugares sin nada que exponer... El icono de aquella euforia fue el ladrillo. En 2007, en pleno zapaterismo, se construyeron en España 5,7 millones de viviendas (más que en EE.UU., con ocho veces más población). Un cuarto de los varones españoles trabajaban en la construcción o actividades relacionadas. El

Luis VentosoLuis VentosoDirector AdjuntoLuis Ventoso