La línea Hindenburg

Los farsantes, como los enanos de Monterroso, tenemos un sexto sentido para reconocernos

Rosa Belmonte
Actualizado:

Creer que Christian Gálvez es un experto en Leonardo es como creer que el vinagre de Módena es vinagre de Módena. O que en «El tatuador de Auschwitz» todo lo que se cuenta es verdad. Ni siquiera es cierto el número tatuado, que hay que tener tino. Christian Gálvez, al que la asociación que reúne a los historiadores de arte ha criticado por su exposición sobre Leonardo en el Palacio de las Alhajas, dice que se «ha tenido que enfrentar a mogollón de prejuicios». Te lo juro por Taburete. Critican su intrusismo por montar una exposición contribuyendo a difundir bulos. Por ejemplo, que el autorretrato de Da Vinci expuesto lo sea. Y encima lo respalda la Biblioteca Nacional. Por su

Rosa BelmonteRosa BelmonteArticulista de OpiniónRosa Belmonte