Juan Carlos el Breve

A ver quién puede presumir de dejar una España en color después de haberla cogido en blanco y negro

Francisco Robles
Actualizado:

Cuando llegó una fría mañana de niebla y noviembre, la izquierda que se cree la dueña de todo lo bueno -libertad, democracia, igualdad, fraternidad, solidaridad- le adjudicó un mote que retrataba… a los que se lo pusieron. Suele pasar. Es lo mismo que ocurre cuando alguien llama fascista a quien no piensa como él: el verdadero fascista es el que esgrime el insulto, y no quien lo recibe. Juan Carlos el Breve. Así lo llamaron los que habían vivido la mar de felices a la sombra -nunca mejor dicho lo de sombra, por lo sombrío de aquel régimen- del estalinismo que les dio de comer, de beber y de imprimir. Curioso: aquí tiene que pedir perdón todo el mundo, menos

Francisco RoblesFrancisco RoblesArticulista de OpiniónFrancisco Robles